viernes, 19 de junio de 2015

Histamina y el eje intestino-cerebro en el infante

Durante los primeros 12 meses de vida del infante ocurren las modificaciones del microbioma intestinal más importante; desde el inicio de síntesis de vitaminas y aminoácidos por el mismo a la edad de los 4 meses de vida (1), junto a diversos compuestos que tienden relación con el eje cerebro – intestino, como es el caso de la histamina, donde se ha evidenciado que dicha regula inmunidad de la mucosa intestinal junto a modular el comportamiento del individuo (2).

Otros factores que influyen en los cambios que suceden en el microbioma del infante son el cese de la lactancia materna, que influye más que la introducción de los alimentos sólidos en la modulación del microbioma, por la disminución a la exposición de nutrientes, prebióticos y probioticos (1), junto con el estrés de separación del infante y la madre que influye también en el mucosa intestinal permeabilizando para la fuga de patógenos al torrente sanguíneo (3).

La permeabilización de la mucosa intestinal en esta fase tiene relación con los mastocitos y la liberación de diferentes neurotransmisores almacenados y su liberación (3); y el comportamiento como hemos mencionado tiene relación con la liberación de histamina (1), uno de los compuestos derivados de los mastocitos y un compuesto derivado del aminoácido histidina que en la infancia es un aminoácido esencial.

El  comportamiento del infante entre los 5 a 7 meses de vida medido por el apego a su cuidador, sirve como factor para predecir el comportamiento del infante luego de los 12 meses de vida (4).

En dicho rango de edad, el microbioma del infante le suceden múltiples cambios por factores que hemos mencionado, como son la producción de aminoácidos por el intestino, la introducción de alimentos sólidos, el cese de la lactancia materna, y el estrés por la separación a la madre; 3 de dichos factores se encargan de modular el microbioma directamente, mientras que uno guarda relación con los productos a ser producidos; y el momento en la vida del infante que suceden es alrededor de los 4 a 6 meses de edad, dentro del rango previamente expuesto que sirve para determinar el comportamiento como factor de riesgo en la posterioridad, podemos considerar que los niveles de histamina entre los 4 a 6 meses de edad son guardan relación con el comportamiento del infante.

1) Bäckhed F, Roswall J, Peng Y, Feng Q, Jia H, Kovatcheva-Datchary P, et al. Dynamics and Stabilization of the Human Gut Microbiome during the First Year of Life. Cell Host & Microbe. 2015 May;17(5):690–703.

2) Theoharides T.  On the Gut Microbiome-Brain Axis and Altruism. Clinical Therapeutics. 2015. May 37 (5).

3) Peltola MJ, Forssman L, Puura K, van IJzendoorn MH, Leppänen JM. Attention to Faces Expressing Negative Emotion at 7 Months Predicts Attachment Security at 14 Months. Child Development. 2015 May;n/a – n/a.


4) Petra AI, Panagiotidou S, Hatziagelaki E, Stewart JM, Conti P, Theoharides TC. Gut-Microbiota-Brain Axis and Its Effect on Neuropsychiatric Disorders With Suspected Immune Dysregulation. Clinical Therapeutics. 2015 May;37(5):984–95.